Conociendo la ciudad antigua de Cuenca

Visitar Cuenca en un fin de semana puede ser una experiencia inolvidable para cualquier persona, sobre todo para una pareja. Encontrar un hotel boutique en la naturaleza ya es una excusa más que suficiente como para elegir este destino para pasar unos días, pero Cuenca tiene mucho más que ofrecer.

Rincones destacados de la ciudad antigua de Cuenca

Conocer la zona antigua de la ciudad de Cuenca puede ser una experiencia muy interesante para quien visite este lugar. Es el punto de referencia de la ciudad y para visitar la zona se puede comenzar desde la Plaza Mayor.

Además del Ayuntamiento, en esta zona también nos encontraremos viviendas con fachadas pintadas con muchos colores, los cuales les dan una gran personalidad y carácter. SI hablamos de color, no hay que dejar de visitar el Convento de las Petras, el cual se remonta al siglo XVI y que tiene un característico color rosa.

En Cuenca hay un gran número de edificaciones para visitar y que forman parte indispensable de una interesante ruta. Entre ellas se encuentra la Catedral de Nuestra Señora de Gracia, el Palacio Episcopal o el Asilo de los Desamparados, hoy en día sede del Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha.

En esta zona antigua de la ciudad también se puede visitar lo que antaño fue el castillo de Cuenca, el cual se remonta al siglo XIII y del que se conservan parte de las murallas y las torres.

Tras conocer estos rincones... ¿te apetece hacer un viaje en el tiempo en Cuenca?