La magia de la serranía de Cuenca

El otoño es una temporada muy romántica en la que el clima todavía es bastante benigno, sobre todo en un destino como es Cuenca. Buscar hoteles románticos en Cuenca es una interesante propuesta para sorprender a nuestra pareja y disfrutar con ella un fin de semana de auténtico ensueño

Es una de las mejores estaciones para conocer este destino, sobre todo porque nos permite disfrutar de rincones naturales muy especiales, como por ejemplo la serranía. Este rincón trae consigo todo un espectáculo de luz, color y sonidos, como por ejemplo el de la berrea, todo en un marco natural incomparable que hace que merezca la pena venir a este destino en otoño.

Qué ver en la serranía de Cuenca

Una de las muchas opciones que podemos disfrutar de este destino es conocer el nacimiento del río Cuervo, muy cerca de la localidad de Vega del Codorno. El río nace tras salir de una caverna y cae por una de las laderas de la montaña, originando el nacimiento de cascadas de gran belleza natural.

Si se quiere tener una de las mejores vistas de toda la serranía de Cuenca, no hay que olvidarse de visitar el Mirador del Tío Cogote. Con este nombre tan particular, este mirador se eleva a nada menos que 1.300 metros, lo que permite tener una amplia panorámica de esta zona.

No hay que olvidarse de otros rincones naturales como la Puerta del Diablo, la Ciudad encantada, la laguna de Uña, las Torcas de los Palancares o los Callejones de las Majadas entre muchos otros. ¿Te animas a visitar Cuenca?